sábado, 24 de mayo de 2014

Lampa, "Ciudad Rosada"

sábado, 24 de mayo de 2014
 
A media hora de Juliaca se encuentra la “Ciudad Rosada de Lampa”, una joya cordillerana poseedora de auténticas bellezas arquitectónica, riqueza cultural y de fauna, que ubicada entre las regiones de Cusco y Arequipa, tiene un potencial de desarrollo enorme.

Conocida también popularmente como la “Ciudad de las Siete maravillas”, el distrito de Lampa, en la provincia del mismo nombre, se ubica a 32 kilómetros de la ciudad de Juliaca y representa uno de los mayores potenciales turístico y ganaderos de la región Puno.  

Al llegar a esa apacible localidad de viviendas de teja roja y paredes coloradas teñidas con un barro rosáceo denominado cchororosi traído de la comunidad de Puka Cuesta, a cinco kilómetros de Lampa, pareciera que este pueblo se ha quedado en el tiempo conservando su autenticidad.

En una de las casonas cercanas al municipio está Oscar Frisancho Deza, presidente del Patronato de Lampa, quien destaca dos elementos fundamentales en Puno: el LagoTiticaca y la cordillera de los Andes. En esta última se ubica la provincia lampeña con sus ríos, cañones y lagunas.

En una corta travesía por esta zona, se puede evidenciar el potencial ganadero, especialmente en alpacas, que hoy en día es uno de los mayores productores de fibra de este animal compitiendo con la capital alpaquera “Carabaya” y la provincia de Melgar.

Atractivos

El templo colonial Santiago Apóstol tiene la réplica de la famosa escultura de La Piedad Miguel Ángel, razón por la cual se le ha otorgado la denominación de  "La Sixtina de América".

El puente colonial de cal y canto, palacio municipal, las chullpas de Huaytas, las fortalezas de Aucumi, Pukarini Lamparaquen, las cuevas de la rivera de Coylata, el criadero de chinchillas y sus pinturas, son solo algunos de sus atractivos.

Asimismo, es poseedora  de más de 50 danzas autóctonas variadas, siendo su personaje emblemático el Ayarachi de Paratía, caracterizada por indumentaria negra y una peculiar capota con plumajes en tonalidades rojizas, amarillas y plumas; que ejecutan música lenta con zampoñas y bombos similares al sikuri.

A pesar de haberse quedado con la catalogación de las  “7 Maravillas” (Iglesia sin feligreses, cárcel sin presos, hospital sin pacientes ni médicos, plaza de Armas sin personas, mercado sin comerciantes, puente sin río ni agua, colegios sin docentes ni alumnos), el inevitable crecimiento poblacional ha llenado estos espacios sin restarle su apacibilidad. 

Disipando medias verdades

Durante mucho tiempo se ha creído que la postergación de Lampa obedece a un acontecimiento histórico a finales de la época republicana en el siglo XIV: la estación de trenes en su jurisdicción.

Si bien pasa por otros distritos de la provincia, los hacendados Lampa se opusieron tenazmente a ello, porque los carbones dañarían sus fundos ganaderos.

Desmitificando esa media verdad, don Oscar explica que no es tanto así, sino que  ante todo primó el aspecto técnico, y que en la planicie de Juliaca se encontró las características perfectas para la construcción de ferrocarriles que no le brindaba la accidentada geografía de Lampa.

Posibilidades de desarrollo

Más allá del delicioso bagaje patrimonial, su fauna y belleza paisajística; paseado por su estrechas callecitas también de aprecia una realidad urbana y rural que urge de una atención inmediata en diferentes aspectos sin distorsionar su esencia.

Paradójicamente, a pesar de su potencial y mientras su población sufre una crisis de desgobierno al tener un alcalde prófugo que tiene cuentas pendientes con la justicia, su población requiere de servicios básicos adecuados, vías de comunicación y demás aspectos que le den valor a su categoría de ciudad turística.

Don Oscar hace un pequeño recorrido por la ciudad y concluyes en que cambiar la cara a Lampa depende mucho de la sociedad civil, razón por la cual se ha creado el patronato para impulsar proyectos de desarrollo que hagan emerger a esta localidad ante la letanía de sus autoridades.

EL turismo debería ser la principal fuentes de ingresos de la Ciudad Rosada, pero al no estar considerada en un circuito turístico oficial, le urge trabajar en brindar las condiciones propias de una ciudad turística visitante, lo que implica sensibilización del mismo pobladores desde el artesano, dueños de hoteles, restaurantes, entre otros.

Finalmente, don  Oscar se despide con una mirada nostálgica en la entrada de la “Casona Frisancho”, haciendo una remembranza de esta joya cordillerana, cuna de intelectuales como Enrique Torres Belón, Antonio Barrionuevo y héroes como Elías Aguirre; quien participó de la Guerra del Pacífico y murió junto a Miguel Grau.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Copyright © TodoJuliaca 2010-2011 Todos los derechos reservados.

Se ha producido un error en este gadget.
 
◄Design by Pocket, BlogBulk Blogger Templates